Pasta con salsa casalinga

Ya he dicho más de una vez que me encanta la pasta!!! De cualquier tipo... espaguetis, tallarines, macarrones, lacitos, espirales... Normalmente no los acompaño de salsas, como mucho de tomate y alguna vez a las mil hago la carbonara. Lo que sí que no falla, son las verduras. Si no es de una, es de otra pero las verduras siempre acompañan a mis platos de pasta.

Esta vez, en el reto de Sakura Creative Mind, nos ha tocado "Pasta". Hay veces que ya tengo una receta en  mente y entonces sale el reto justo de lo que ya tenía pensado cocinar, o igual ya tengo la receta hecha nueva de este año y me vale para otro reto. Pero claro, siendo pasta para esta semana... sí o sí, había que innovar :-) 

Las veces que hemos ido a cenar al restaurante de La Tagliatella, hemos pedido pasta con un tipo de salsa y ya que no la encuentro por ningún sitio, quería algo que al menos se le pareciera. Así que encontré la "salsa casalinga" y dije... pues ya está!!! voy a probar con esta!!! Y la verdad que igualita o muy muy parecida no es, sí que tiene un toquecito pero no termina de ser lo que busco. Y sinceramente, la salsa está muy buena pero lleva nata, y como no suelo cocinar platos con muchas calorías de normal (alguna vez sí que sale una receta con alguna que otra caloría, pero en general intento evitarlo al máximo)... pues sí, está buena pero no creo que la cocina mucho de normal. Igual si vienen invitados y les apetezca pasta con algún tipo de salsa, pues sí, no dudaría en volverla a hacer, porque estar buena... lo está!!!! :-)

Os pongo el paso a paso. La receta es para 2 personas, pero nosotros tuvimos para 4 :-D

Ingredientes:


  • 200 gr de longaniza


  • 100 ml de nata


  • 3 cucharadas de tomate tamizado


  • 5 champiñones


  • 2 cucharadas de queso rallado (yo puse 3)


  • Especias: albahaca fresca, pimienta negra y pimentón rojo picante (este último fue un toquecito mío porque quería darle un puntito suave a picante)


  • 150 gr de pasta


  • Las longanizas las he cortado con tijeras para que no se desgarre la carne y quede más como una bolita tipo albóndiga, pero bueno, eso al gusto del consumidor, cada uno lo hace como más le gusta :-)





     La albahaca la ponemos al apagar el fuego. Con el último calor es suficiente para que termine de mezclarse con la pasta y su salsa.

    Y aquí tenéis el resultado!!! La verdad que estoy muy contenta de cómo ha salido!!! :-)






    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada